dijous, 28 de maig de 2015

XXVI Seminario de Duoda 2015
DESCIFRAR LO QUE SE SIENTE: LA LLAMADA
10.15 Presentación del Seminario
                   MARÍA-MILAGROS RIVERA GARRETAS
El Seminario de primavera de Duoda que celebramos hoy es el número 26 de la serie que empezamos en 1991. Lleva el título: Descifrar lo que se siente: la llamada. Está inspirado en obras de cuatro autoras de cuya genealogía nos sentimos parte y que, cada una a su manera, nos parece que nos llaman y se llaman entre sí, que se convocan: una es María Zambrano, otra Carmen Laforet, otra Mar Arza y la otra Marirì Martinengo
[Seguir leyendo más abajo... ]

10.30 MAR ARZA, Artista
         [De la osadía que dilata...]
12.00 MARIRÌ MARTINENGO. Grupo La storia vivente. Librería de mujeres de Milán
          Me llama desde siempre. La respuesta a la llamada



Carregant vídeo...

16.30 17.15  SONIA URBANO Lectura de fragmentos escogidos del relato  La llamada de Carmen Laforet
17.30- 19.00 Foro abierto
         Con alumnas del máster en Estudios de la Diferencia Sexual

Carregant vídeo...


[Continuación Presentación: Descifrar lo que se siente: la llamada ] ... A María Zambrano le debemos la expresión y la idea: “Pensar es descifrar lo que se siente.[1] A Carmen Laforet le debemos el relato La llamada.[2] A Mar Arza yo le debo la expresión “cordura umbilical” (que tiene mucho que ver con el descifrar lo que se siente) y el poema: “Por una calle entre los juicios / una metáfora / no tiene más remedio que la fuga.”[3] (Entiendo que la metáfora fugada reaparece o puede reaparecer en forma de llamadas). A Marirì Martinengo le debemos el descubrimiento de que “Hay una historia viviente anidada en cada una y cada uno de nosotros, formada por memorias, por afectos, por señales del inconsciente [...], una historia viviente [...] que hunde sus raíces en la experiencia personal, historia más verdadera porque no borra las razones del amor, no expulsa las relaciones de su proceso cognitivo.”[4]
Pensar descifrando lo que se siente es lo que intentamos hacer en los grupos de investigación de Duoda y enseñar en su máster en Estudios de la Diferencia Sexual, algunas de cuyas alumnas están aquí hoy, y les doy (les damos sus profesoras) una bienvenida especial. Pensar descifrando lo que se siente es la aurora y la guía de un método de conocimiento que existe desde siempre pero la universidad insiste en ignorar a pesar de su feminización, un método no sistemático y cerrado sino discontinuo y abierto, como es discontinua la escucha y es discontinuo el tiempo de la vida, como es abierta la escucha y está abierto el cuerpo femenino; un método que se hace cargo de la vida desamparada de la lógica, un método que es, según María Zambrano, “un medio de visibilidad donde la imagen sea real y el pensamiento y el sentir se identifiquen sin que sea a costa de que se pierdan el uno en el otro o de que se anulen. [... un] lugar de conocimiento y de vida sin distinción”,[5] cuya metáfora, o más que metáfora, alegoría, es la “visión por el corazón”.[6]
El relato La llamada, del que Sonia Urbano leerá fragmentos esta tarde, enseña a pensar descifrando lo que se siente porque es un entretejido de corazonadas y de recuerdos pendientes de simbólico que, finalmente, después de mucha fantasía y mucho padecer, llevan a la protagonista, Mercedes, a descifrar por el corazón el sentido de su ser, un ser que no encontraba ni puerto ni placer sino violencia, dolor y autodestrucción; y la lleva a descifrarlo, misteriosamente, por el mismo camino que la había hecho desgraciada y que, finalmente, ella entiende, y entiende porque ha cambiado su relación con esa realidad más que la realidad misma, realidad ya vivida que no se puede cambiar. La visión por el corazón de Mercedes la describe así Carmen Laforet hacia el final del relato: “Un ancho camino soleado se le abría en la vida. No pensaba que era el mismo camino que la había llevado al borde de la locura. No pensaba nada. Medio dormida, tuvo una ocurrencia que le pareció muy feliz. ‘No hay nada como viajar, para darse cuenta de las cosas, para conocer la vida.’”[7]
Una vez finalizada la lectura, algunas alumnas del máster intervendrán libremente para hablar de su respuesta a las llamadas que han hecho en ellas el cuento de Carmen Laforet y la experiencia de este Seminario. Que lo disfrutéis.


[1] María Zambrano, Claros del bosque, Barcelona: Seix Barral, 1977, cuarta de cubierta. Dice: “Creo pues que como libro es el que más responde a esa ‘idea’ hace tiempo formulada de que ‘pensar es ante todo –como raíz, como acto– descifrar lo que se siente’, entendiendo por sentir el ‘sentir originario’, expresión usada por mí desde hace años.”

[2] Carmen Laforet, La llamada, en Ead., La llamdad, Barcelona, Destino, 2005, 9-63.

[3] Mar Arza, Cuerda de atar... (2014). Bastidos de madera, hilo de algodón, papel. Del libro: La mujer nueva, Carmen Laforet. 30 x 30 x 3 cms.

[4] Marirì Martinengo, La voce del silenzio, p. 21 (sus subrayados).

[5] María Zambrano, Claros del bosque, 14.

[6] María Zambrano, Hacia un saber sobre el alma, Madrid: Alianza Tres, 1987, 51.

[7] Carmen Laforet, La llamada, 62.
Celebrado el Sábado 9 de mayo de 2015 en Barcelona
Sala de Actos del Archivo de la Corona de Aragón. Palacio de los Virreyes
Organizado por DUODA CENTRE DE RECERCA Universitat de Barcelona

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada